Cuando se vive con la enfermedad de la diabetes, los pies son una de las partes del cuerpo que mayor atención requiere, por lo cual es fundamental utilizar zapatos especializados.

El calzado adecuado es parte integral del tratamiento de un paciente con diabetes, y más si hay alguna evidencia de neuropatía.

Los zapatos para diabéticos están diseñados con un interior suave y ergonómico para proteger los pies sensibles y facilitarle su calidad de vida.

Estos son algunos puntos de la importancia de los zapatos para diabéticos:

1. Si al usar zapatos abiertos sufre algún traumatismo o golpe y tiene diabetes, puede tener consecuencias muy graves. Por eso, es importante que todo diabético utilice calzado cerrado.

2. Un zapato que le quede muy grande puede producir ampollas por el roce, estas pueden llevar a una infección. Por eso, es importante ir a un lugar especializado donde le midan su pie y le vendan un calzado a la medida.

3. Por otra parte, un zapato muy apretado puede traer problemas de circulación en pacientes con diabetes. Por eso, es importante utilizar zapatos anchos y espaciosos.

4. Las personas con diabetes deben utilizar zapatos que tengan la parte delantera cuadrada o rectangular, ancha, y alta. Esto es esencial para evitar problemas con las uñas. Debe asegurarse de que quede libre un espacio de hasta 2 centímetros entre los dedos y el zapato.

5. La altura del zapato que utilice una persona con diabetes también debe ser adecuada. El tacón debe proporcionar una absorción completa de choque, así como buen soporte y estabilidad para caminar. Por eso, la altura del tacón no debe superar los 5 centímetros.

6. Asimismo, los diabéticos deben utilizar zapatos con una suela firme, gruesa y dura. Esto proporcionará una mayor estabilidad y soporte al pie a la hora de caminar.

7. Una persona con diabetes debe evitar zapatos con tiras, orificios u otras áreas abiertas que puedan causar ampollas. Asimismo, deben evitar zapatos que incluyan áreas de presión.

Artículo creado con información de rpsmedical.com.